top of page
  • Foto del escritorGuido Bassini

IDEAS BAJO LA LUPA:EVALUANDO PROYECTOS DE INVERSIÓN

Cuando surge una idea de negocio o se quiere realizar otro proyecto de una empresa ya en marcha, puede suceder que el empresario no sepa por dónde comenzar. Preguntas que se pueden plantear es si el proyecto es rentable o no, qué valor agrega a la empresa o en qué momento se recuperaría lo que se invierte.


Para la realización de un proyecto se debe tener en cuenta aspectos internos y externos de la compañía. Un estudio de mercado es una buena forma de comenzar a conocer el contexto en donde va a tener impacto la idea, con sus pros y sus contras. En un artículo anterior nos referimos a los aspectos con que debe contar un estudio de mercado.


Sin perjuicio de ello, este artículo está enfocado en los métodos de evaluación económicos/financieros del proyecto, es decir, qué tengo que evaluar para saber si mi proyecto es rentable o en cuánto tiempo se recupera la inversión.



Ahora, ¿Qué es un proyecto de inversión y qué información aporta a la empresa?


Por definición, un proyecto es “un primer esquema o plan de cualquier trabajo que se hace como prueba antes de darle la forma definitiva” (RAE, 2001).


Un proyecto de inversión es una idea de negocio sobre algo en particular que surge para complementar a una empresa ya en funcionamiento, o para crear una empresa de cero. El objetivo final es que dicho proyecto genere valor y sea rentable. Si no genera esto, no es una inversión.


“El objetivo de la evaluación es determinar si la ejecución del proyecto es conveniente para quien lo lleva a cabo”


Métodos para la evaluación de proyectos de inversión


Para su evaluación existen métodos que arrojan información que servirá como insumo para tomar la decisión de si invertir o no. 


El punto inicial para poder realizar cualquiera de los métodos que se explican a continuación, es la realización de un flujo de fondos que contenga los valores a invertir y los flujos de fondos que generaría en los próximos períodos.


Estos cálculos, lejos de ser complejos, son verdaderamente útiles ya que ayudan al inversor a tener un mejor panorama de si su dinero está bien destinado, u otra opción resulta más beneficiosa. En otras palabras, permiten determinar la viabilidad y rentabilidad de un proyecto antes de comprometer fondos, minimizando riesgos y optimizando el retorno de la inversión.


  • Valor actual neto (VAN): calcula el valor presente de los flujos de fondos futuros que va a tener la inversión, descontados a una tasa de interés (que es la tasa de requerimiento de los inversores, o su costo de oportunidad). A esta sumatoria de flujos se le resta la inversión inicial para conocer si esa diferencia es positiva (el proyecto aporta valor), negativa (lo que se invierte es mayor a los flujos que deja año a año) o cero (se recupera la inversión, pero no genera valor). En definitiva, sirve para saber si los flujos que el proyecto generaría son superiores o no a la inversión que se hizo para generarlos.


  • Tasa interna de retorno (TIR): es la tasa promedio de rendimiento del capital invertido. Si esta es mayor al costo del capital (si se tomó un préstamo para hacer la inversión) o mayor a la tasa requerida (la tasa que exigen los accionistas o socios del proyecto por poner su dinero) el proyecto resultaría rentable.


  • Período de recupero (PDR): mide el tiempo en el que tarda dicha inversión en ser recuperada.


Ejemplo:


Tasa de descuento: 10% anual (es la tasa requerida por los accionistas o socios del proyecto).

Año

0

1

2

3

Inversión inicial

- $   700.000,00




Ingresos


 $   450.000,00

 $   600.000,00

 $   850.000,00

Egresos


 - $   250.000,00

 -$   300.000,00

- $   350.000,00

Flujo de fondos

- $   700.000,00

 $   200.000,00

 $   300.000,00

 $   500.000,00

Flujo de fondos descontado

- $   700.000,00

 $   181.818,18

 $   247.933,88

 $   375.657,40

VAN: Sumatoria de los flujos de fondos descontados ($805.409,47) menos la inversión inicial ($700.000). La inversión generaría un valor para la empresa de $105.409,47.


TIR: 17%. Es la tasa de rendimiento del proyecto, mayor a la tasa de descuento del 10%.


PDR: La inversión se recuperaría en el 3er año (si se suman todos los flujos de fondos descontados, recién la suma de estos pasaría a arrojar resultados positivos en el 3er año).



Otros métodos para evaluar proyectos:


La evaluación de un proyecto de inversión no es necesariamente estática. Existen distintos análisis tanto para conocer qué pasaría con el proyecto ante determinado cambio en una variable, como también para hallar el riesgo que conlleva la inversión si lo que se plantea al inicio no sale como se pensaba.


  • Análisis de sensibilidad


Variables críticas como la cuota de mercado, el porcentaje de crecimiento o decrecimiento en las ventas, la tasa de descuento, la mezcla entre costos fijos y variables, entre otros, afectan a la composición del flujo de fondos y, por consiguiente, al rendimiento del proyecto.


Modificar estas variables y ver como repercute en el VAN, la TIR o el PDR es un método muy útil para verificar la sensibilidad de estos “indicadores” y hallar qué variable afecta de una manera más significativa al proyecto.


  • Análisis de escenarios


Otra opción es la simulación de escenarios. Partiendo del flujo de fondos base, se pueden establecer escenarios más favorables (por ejemplo, un mayor crecimiento en las ventas) o menos favorables (crecimiento por debajo del escenario medio).


Esto sirve para entender qué tan riesgoso sería el proyecto ante cambios no previstos en el escenario base.


 

En MC Consultora Empresarial brindamos asesoría para ayudarte a estructurar tu proyecto de inversión, desde el análisis de mercado hasta la evaluación del mismo.



-Guido Bassini

MC CONSULTORA EMPRESARIAL


Comments


bottom of page