top of page
  • Foto del escritorAlfonsina Girolami

ROTACIÓN DE PERSONAL: ¿ES POSIBLE EVITARLA?


Al igual que ocurre en el área de marketing, donde es más costoso adquirir nuevos clientes que retener a los existentes, en la gestión de recursos humanos se observa una dinámica similar: reemplazar a un empleado talentoso y experimentado puede resultar significativamente más costoso que invertir en su desarrollo y retención. 


Se gasta más en reemplazar a un buen empleado que pagarle lo que se merece.

La rotación de personal es un fenómeno inevitable en el mundo empresarial y, aunque una rotación moderada puede ser saludable para la renovación de ideas y habilidades, altos niveles de rotación son profundamente perjudiciales para la salud de la organización.



DEFINAMOS ROTACIÓN DE PERSONAL


Idalberto Chiavenato la define como “el flujo de entradas y salidas de personas en una organización, es decir, las entradas de personas para compensar las salidas de personas de las organizaciones”.



Causas de la rotación de personal

Las salidas de personas de una empresa se dan a través de un proceso llamado desvinculación laboral. Chiavenato plantea dos tipos de desvinculación: 


  1. Desvinculación por iniciativa del empleado, que  ocurre cuando un empleado decide por motivos personales o profesionales terminar la relación de trabajo con el empleador.

  2. Desvinculación por iniciativa de la organización, que  ocurre cuando la organización decide despedir empleados, sea para sustituirlos por otros más adecuados a sus necesidades, para corregir problemas de selección inadecuada o para reducir su fuerza laboral. 


Podemos plantear que la rotación en sí misma no es una causa, sino un efecto de variables internas y externas. 


Dentro de las variables internas podemos encontrar: un proceso de selección erróneo o inadecuado, la política salarial y de beneficios que ofrece la empresa, las pocas posibilidades de crecimiento profesional, mal clima laboral, entre otras. 


En cambio, dentro de las variables externas tenemos los siguientes ejemplos: oferta y demanda del mercado laboral, contexto económico, nuevas metodologías laborales (como el trabajo remoto), entre otras.



Consecuencias

Como bien dijimos, un alto nivel de rotación puede tener un impacto significativo y perjudicial para la empresa ya que:


  • Aumenta los costos:  reclutar, seleccionar y capacitar a nuevos empleados implica una inversión considerable de tiempo y recursos financieros.

  • Genera disrupción operativa: la salida de empleados clave puede interrumpir las operaciones comerciales, especialmente si no se cuenta con un plan de sucesión adecuado. 

  • Conduce al mal clima laboral: debido a la incertidumbre sobre el futuro y la percepción de inestabilidad laboral, que pueden generar descontento y desmotivación entre el personal restante.

  • Afecta la reputación de la empresa: lo que puede dificultar el reclutamiento de talento y atraer a los candidatos calificados de postularse a futuras vacantes.



¿ES POSIBLE EVITARLA?


Ahora bien, ¿Cómo podemos evitar altos niveles de rotación de personal? 


En primer lugar, resulta indispensable medir la rotación a través de un KPI adecuado para ello: el Índice de Rotación. Un artículo publicado en nuestro blog hace algunas semanas, nos habla sobre la importancia de medir el rendimiento de una organización. 

Índice de rotación = N° de empleados desvinculados / Promedio de empleados de la organización

¿Para qué sirve este índice? Al monitorear y analizar este índice, las empresas pueden identificar áreas problemáticas y tomar medidas para mejorar la retención de empleados.


A su vez, se pueden implementar diversas estrategias para hacer frente a este fenómeno: 


  • Realizar encuestas o entrevistas de salida para comprender las razones detrás de la rotación de personal y abordar los problemas subyacentes.

  • Invertir en programas de desarrollo profesional, oportunidades de aprendizaje y planes de carrera para fomentar la retención de empleados y el crecimiento interno.

  • Ofrecer salarios y beneficios competitivos para retener a empleados talentosos y evitar que busquen oportunidades mejor remuneradas en otras empresas.

  • Capacitar a los gerentes en habilidades de liderazgo, comunicación efectiva y gestión del desempeño para promover un ambiente de trabajo positivo y de apoyo.



 

La rotación de personal es un desafío complejo que afecta a las empresas de diversas maneras. 


Desde MC trabajamos codo a codo con los empresarios a través de reuniones semanales;  y con los equipos de trabajo, en reuniones de equipo e individuales y haciendo encuestas de salida, con el objetivo de comprender las causas o problemas subyacentes y adoptar estrategias proactivas para abordarlas. 


De esta manera, las empresas pueden mitigar los impactos negativos de la rotación de personal y promover una fuerza laboral comprometida y productiva. 



-Alfon Girolami

MC CONSULTORA EMRPESARIAL



Comments


bottom of page