top of page
  • Foto del escritorGenaro Rodriguez Rivero

OTRA FORMA DE COSTEAR: COSTEO BASADO EN ACTIVIDADES

Actualizado: hace 5 días


Antes, las empresas destinaban muchos más recursos en materias primas o mano de obra, lo que representaba más costo directo de producción. Allí pusieron el foco los modelos tradicionales de costeo (chusmealos acá). 


En la actualidad, han crecido notablemente los llamados gastos generales, o más bien, los costos indirectos, motivados, por ejemplo, por el fuerte crecimiento tecnológico. 


Una de las principales desventajas que tiene la utilización de los modelos de costeo tradicionales ante la crecida de los costos indirectos, es la asignación inexacta de los mismos, ya que se distribuyen de manera arbitraria en función del volumen de producción o algún otro parámetro.


“La clave para administrar los costos es saber cómo se comportan”

Robin Cooper


Así es como estos modelos pueden incurrir, por ejemplo, en distorsiones a la hora de analizar la rentabilidad real de cada producto o servicio, ya que alguno de estos podría absorber más costos indirectos de los que realmente corresponden, mientras que a otros les pasaría lo contrario. 


Ante este tipo de problemáticas y la necesidad de replantear la forma de hacer costos, en la década de los 80´, Robin Cooper y Robert Kaplan, crearon un nuevo modelo reconocido por sus siglas ABC (Activity Based Costing), mediante el cual propusieron una asignación más precisa de los costos indirectos en función de las actividades que realmente los generan.


Esta forma de costeo permitirá asignar de forma correcta los costos indirectos, si se cumple el paso de las etapas que se detallan a continuación:


  1. Identificar actividades que generan costos indirectos.

  2. Identificar los costos de cada una de estas actividades.

  3. Encontrar las medidas de actividad (“cost driver” o “inductores”).



¡Profundicemos! 


La premisa de este modelo es que los recursos son consumidos por actividades, las cuales son consumidas por las unidades de costeo (productos o servicios). 



  • Recursos: elementos usados para realizar la actividad.

  • Actividad: labor que se efectúa para lograr el producto o servicio final.

  • Unidad de costeo: producto o servicio final.


Por eso, el primer paso es identificar las actividades que causan costos y que se relacionan, a través de su consumo, con el costo de los productos. 


A diferencia de los modelos tradicionales en donde las unidades son las que consumen los costos, en este modelo son las actividades las que los consumen.


Una vez identificadas las actividades, y luego de asignarles costos a cada una de estas, estos costos se asignan a los productos o servicios en función de la cantidad de actividad que cada uno requiera o consuma. 



Pero… ¿Cómo asignamos los costos a cada unidad?


Aquí es donde comienzan a jugar los inductores, que son factores utilizados para asignar los costos de las actividades a los productos o servicios. Estos representan la relación entre una actividad y el consumo de recursos.


Pueden ser de diferente naturaleza, dependiendo de la actividad. Por ejemplo:


  • Números de órdenes de producción: para actividades relacionadas al uso de maquinarias. A mayor número de órdenes, mayor uso del recurso.

  • Números de pedido: a mayor volumen, más tiempo y personal para procesarlos.

  • Número de reclamos: a mayor cantidad de consultas o reclamos, más tiempo y personal para atenderlos. 


Estos son solo algunos ejemplos. Los inductores dependen de la actividad que esté en tratamiento, así como estas dependen del tipo de empresa en cuestión. Sin embargo, todo deben cumplir con algunos requisitos:


  • Deben ser fáciles de medir.

  • Debe existir una relación causa-efecto entre la actividad y el uso del recurso.



Con práctica se entiende más


Supongamos una empresa que fabrica muebles, más en específico, dos tipos de mesas: C y D. Para simplificar el caso, consideraremos sólo las actividades de corte y ensamblaje, y sus inductores. 

ACTIVIDAD

INDUCTOR

COSTO INDIRECTO POR ACTIVIDAD

CANTIDADES PARA C

CANTIDADES PARA D

Corte

Cantidad de metros lineales

$250.000

400

800

Ensamblaje

Cantidad de piezas

$450.000

500

1.100

Una vez identificadas las actividades, los costos que genera cada una de ellas y los inductores, pasamos a calcular la tasa:

ACTIVIDAD

INDUCTOR

COSTO INDIRECTO POR ACTIVIDAD

UNIDADES POR ACTIVIDAD

TASA

Corte

Cantidad de metros lineales

$250.000

400 + 800 = 

1.200

$250.000/1.200 = 208,33

Ensamblaje

Cantidad de piezas

$450.000

500 + 1.100 = 1.600

$450.000/1.600 = 281,25

Ahora calculamos los costos asignados por cada producto:

ACTIVIDAD

TASA

INDUCTOR

UNIDADES C

COSTO C

UNIDADES D

COSTO D

Corte

$250.000/1.200 = 208,33

Cantidad de metros lineales

400

208,33 x 400 = 83.333

800

208,33 x 800 = 166.666

Ensamblaje

$450.000/1.600 = 281,25

Cantidad de piezas

500

281.25 x 500 = 140.625

1.100

281,25 x 500 = 309.375

Costo indirecto total




223.958


476.042


Luego, determinamos el costo asignado para cada producto, suponiendo que el nivel de actividad fue de 300 mesas C y 480 mesas D:


  • 223.958 / 300 = 746,53

  • 476.042 / 480 = 991,75


Por último, calculamos el costo unitario total, suponiendo los siguientes costos directos:

ABC

MESA C

MESA D

C. Directo - Materia Prima

$950

$550

C. Directo - Mano de Obra

$480

$760

Costo indirecto

$746,53

$991,75

Costo unitario total

$2.176,53

$2.301,75


¿Cuál sería el costo indirecto en un modelo tradicional?


Costo indirecto total: $250.000 + $450.000 = $750.000.

Unidades producidas: 300 + 480 = 780.


  • Costo indirecto MESA C: $961,54 

  • Costo indirecto MESA D: $961.54 



Comparemos:



CONCLUSIÓN 


El ABC es útil en entornos donde los costos indirectos representan una parte significativa de la totalidad de los costos, así como también donde existe una amplia variedad de productos o servicios que consumen estos costos de manera diferente. 


También es un modelo que sirve para producir información útil para establecer el costo por producto y analizar la rentabilidad real de cada uno de ellos. Esto facilita la toma de decisiones de la dirección empresarial.


Si trabajás con MC Consultora Empresarial te vamos a ayudar a identificar qué modelo de costeo es el que más se adapta a tu empresa y a los requerimientos de información para la toma de decisiones, para luego trabajar codo a codo a la hora de realizar el proceso de costeo.


-Gena Rodríguez

MC CONSULTORA EMPRESARIAL

Comments


bottom of page