top of page
  • Foto del escritorAlfonsina Girolami

PRÁCTICAS DE RR.HH: REUNIONES INDIVIDUALES Y GRUPALES


______________


“... El pilar de la confianza es la comunicación


La comunicación es, por tanto, un elemento imprescindible para la creación del pluralismo para fomentar la confianza, que facilite un entorno diverso y que permita a las personas ser ellas mismas en su trabajo. 


La comunicación para resultar efectiva conviene que sea bidireccional. Para permitir a las empresas incorporar las perspectivas de los empleados en el trabajo de la organización, a fin de contemplar las cosas desde una nueva perspectiva, replantearse la forma de llevar a cabo las actividades y redefinir tareas, procesos e incluso productos, estrategias y objetivos aprendiendo de las maneras plurales del equipo, de su percepción, interpretación y actuación respecto a las distintas realidades. Es importante entender la comunicación como el proceso de emitir y recibir información, y no solo informar. 


…Pero además es importante tener en cuenta que la confianza se construye en la interacción con los demás y el «cara a cara» contribuye positivamente a aumentarla.”


-Montserrat Ventosa García Morato.


______________



Tomando como base este fragmento sacado del libro “Gestión de la Diversidad Cultural en las empresas”, por García Morato, podemos entender que la comunicación es la base de la confianza y, a través de ella, se puede crear un sentimiento de comunidad, donde personas y empresa trabajen juntas por un fin común.


Así, en el ámbito de la gestión de recursos humanos, las reuniones individuales y grupales con los empleados emergen como una práctica esencial para cultivar un ambiente laboral saludable y productivo. Estas reuniones no solo ofrecen una base para la comunicación efectiva, sino que también promueven el desarrollo profesional, la retroalimentación constructiva y el fortalecimiento de la cultura organizacional.


REUNIONES ONE TO ONE


Las reuniones individuales, también conocidas como ONE TO ONE (uno a uno), son un encuentro privado entre dos miembros de una organización, y brindan a los empleados la oportunidad de expresar sus inquietudes, compartir sus logros y discutir sus objetivos profesionales de manera confidencial con sus supervisores o el departamento de recursos humanos, con el objetivo de fomentar una comunicación abierta y transparente, fortaleciendo así la confianza y el compromiso entre el empleado y la empresa.


Durante las reuniones individuales, los empleados pueden recibir retroalimentación personalizada sobre su desempeño, identificar áreas de mejora y establecer metas de desarrollo específicas. 


Este tipo de reuniones son más efectivas cuando se realizan regularmente, ya que los encuentros periódicos aumentan el valor del tiempo que pasan juntos a medida que construyen la relación y amplían los puntos de conversación. Se deben planificar teniendo un objetivo y una estructura o orden del día sobre los temas que se quieran charlar, y planes de acción para lograrlos. 


Una empresa que utiliza esta dinámica es Accenture, en la que de forma mensual cada empleado se reúne de forma individual con su líder para charlar sobre cómo vienen con las actividades y para alinear nuevos objetivos. 


REUNIONES GRUPALES 


Las reuniones grupales, por otro lado, son fundamentales para fomentar la colaboración y el trabajo en equipo entre los empleados. Estos encuentros pueden utilizarse para discutir proyectos en curso, compartir información relevante y alinear objetivos departamentales o empresariales. Además, las reuniones grupales ofrecen un espacio para celebrar éxitos colectivos, fortaleciendo así el sentido de pertenencia y la cohesión dentro del equipo.


En definitiva, las reuniones grupales o en equipo dan a los empleados la oportunidad de ponerse al día sobre lo que está pasando, compartir los retos a los que se enfrentan (y ayudar a sus compañeros en los suyos), e incluso permitir que el equipo celebre sus victorias. De esta manera, el equipo sentirá que está al tanto de todo y comprenderá cómo su trabajo encaja en los objetivos empresariales más amplios.


Al igual que con las reuniones one to one, las grupales también deberían hacerse regularmente, y es importante que siempre haya un coordinador, ya sea algún supervisor, gerente o alguien del departamento de Recursos Humanos.


La gran cadena Vail Resorts de Estados Unidos, utiliza las reuniones grupales de forma diaria con el objetivo de coordinar las actividades del día, resaltar los objetivos, brindar información y también como un espacio para resolver cualquier duda o consulta antes de iniciar con el turno.


BENEFICIOS EN LOS EQUIPOS DE TRABAJO


  • Facilita el intercambio de información crucial entre los miembros del equipo y los líderes, promoviendo la transparencia y la claridad en la comunicación.

  • Las reuniones individuales permiten a los líderes ofrecer retroalimentación personalizada a cada miembro del equipo sobre su desempeño, lo que ayuda a mejorar el rendimiento y la productividad.

  • Al brindar reconocimiento, aumentan la motivación y el compromiso de los empleados.

  • Las reuniones grupales son esenciales para alinear objetivos, coordinar esfuerzos y garantizar que todos los miembros del equipo estén en la misma página respecto a proyectos y prioridades.

  • Proporcionan un foro para discutir y abordar desafíos o conflictos que puedan surgir en el equipo, fomentando el trabajo en equipo y la búsqueda de soluciones colaborativas.

  • Fortalecen el sentido de pertenencia y la cohesión dentro del equipo al proporcionar oportunidades para compartir experiencias, celebrar éxitos y construir relaciones profesionales.

  • Pueden impulsar la innovación y el crecimiento dentro de la organización.

  • Ayuda a reforzar los valores, la misión y la visión de la empresa al proporcionar un espacio para comunicar y reafirmar la cultura organizacional en toda la empresa.



 

Desde MC Consultora Empresarial fomentamos a diario las reuniones individuales y grupales como una herramienta fundamental a la hora de comunicar e identificar áreas de mejora en los equipos de trabajo, ya que, a través de estas prácticas, las empresas pueden construir relaciones sólidas, aumentar la productividad y crear un entorno de trabajo donde cada empleado se sienta valorado, escuchado y motivado a contribuir al éxito de la organización.


 

-Alfon Girolami

MC CONSULTORA EMPRESARIAL


Commentaires


bottom of page