top of page
  • Foto del escritorAlfonsina Girolami

EL ROL DEL DESARROLLO DE CARRERA EN LA MOTIVACIÓN DE TUS EMPLEADOS

A partir de nuestro artículo “El bienestar y la motivación de los empleados”, desarrollaremos un “motivador” que, a lo largo de los últimos años, ha tomado un papel crucial en las empresas.


Hoy en día uno de los principales desafíos que tienen las organizaciones es lograr la motivación de sus empleados. Los incentivos económicos ya no son 100% efectivos a la hora de retener talento en las empresas, sino que, en el último tiempo, empezaron a ser de gran importancia otro tipo de motivadores como el reconocimiento, la satisfacción de las expectativas, el clima organizacional agradable y, entre ellos, la oportunidad de desarrollo de carrera, que es de lo que hablaremos en este artículo.


Según escribieron Nuñez, Grande y Pedrosa en su artículo llamado Nuevos retos en el desarrollo de carrera profesional: el modelo boundaryless career”, el desarrollo de carrera es especialmente útil en los momentos actuales por la coyuntura que atraviesan las empresas y por los cambios del mercado laboral, que afectan a las expectativas de los profesionales y que llevan a concebir la relación laboral como un vínculo no tan a largo plazo como hace años.


Gracias al desarrollo de carrera, evitamos que la alta rotación de personal ocasione la pérdida del capital humano que tanto tiempo y esfuerzo ha costado desarrollar.




¿QUÉ ES EL DESARROLLO DE CARRERA?


El desarrollo de carrera consiste en crear un plan de formación en el cuál se brindan diferentes herramientas para que los empleados adquieran y potencien conocimientos y habilidades, establecido en base a sus objetivos profesionales y a las necesidades de la compañía, con la finalidad de que alcancen dichas metas dentro de la organización.


Aquellos que perciban el plan de carrera de la empresa como una formación competitiva desearán apostar por una proyección a futuro en la compañía.


Así, es una gran herramienta a la hora de potenciar el crecimiento de la empresa a través de la formación y capacitación de sus trabajadores. Es una estrategia win-win, ya que la profesionalización de los empleados impacta positivamente en los resultados de la organización.



¿CUANDO HABLAMOS DE DESARROLLO PROFESIONAL NOS REFERIMOS A CAPACITACIONES?


Consideramos oportuno diferenciar estos dos conceptos que, si bien guardan relación, no son lo mismo.


La capacitación es un proceso educacional a corto plazo que implica la transmisión de conocimientos relativos al trabajo que se va a desarrollar, actitudes frente a aspectos de la organización y de la tarea, y tienen como objetivo mejorar el rendimiento de los empleados.


Distinto es el caso de un plan de formación, o desarrollo de carrera, que tiene un alcance mayor, con una perspectiva a largo plazo y con el objetivo de enriquecer a los trabajadores. Es el proceso de ampliar, desarrollar y perfeccionar al empleado para su crecimiento profesional dentro de la organización.


Es necesario aclarar también que el desarrollo de carrera no implica solamente que el empleado pueda ascender en su puesto, sino que, gracias al plan de formación que ofrece la empresa, pueda adquirir habilidades y conocimientos que le permitan cumplir sus objetivos profesionales dentro de ella.



BENEFICIOS DE TENER UN PLAN DE DESARROLLO DE CARRERA


El desarrollo de carrera es una herramienta de suma importancia a la hora de motivar a los trabajadores para lograr el crecimiento de la empresa. A continuación, nombraremos algunos de sus beneficios más importantes:


  • Disminuye la rotación y retiene el talento: cuando los trabajadores ven la posibilidad de crecer dentro de la empresa y alcanzar nuevas metas, es menos probable que busquen oportunidades en otros lugares.

  • Aumenta la satisfacción y la motivación de los empleados: cuando perciben que su empresa invierte en su crecimiento profesional están más dispuestos a dar lo mejor de sí mismos, lo que se traduce en una mayor productividad y eficiencia.

  • Fomenta el aprendizaje continuo: los empleados se sienten motivados a adquirir nuevas habilidades y conocimientos para mejorar su desempeño en el puesto actual y prepararse para el crecimiento de la empresa, y con ello futuras oportunidades de ascenso.

  • Atracción de nuevos talentos: los talentos buscan oportunidades que les permitan crecer y desarrollarse en el ámbito profesional.



 


El desarrollo de carrera debe ser una estrategia empresarial clave para sobrevivir al entorno actual caracterizado por la globalización, la innovación, la información y, por sobre todo, la competitividad, debido a que los conocimientos, habilidades y capacidades de los empleados no se pueden imitar.


De esta manera, al invertir en planes de desarrollo de carrera las empresas pueden fomentar la retención de talento, aumentar la motivación y el compromiso de los empleados gracias a una sensación de progreso y crecimiento personal, lo que puede aumentar su satisfacción laboral y su lealtad hacia la compañía.


Esto mejorará el desempeño general de la organización por la creación de una gran ventaja competitiva: empleados capacitados, innovadores y motivados a seguir trabajando en la empresa.





- MC CONSULTORA EMPRESARIAL



Comments


bottom of page